Tai Jutsu, entrenamiento sin armas

La base del entrenamiento en la Bujinkan es el Taijutsu, que traduce literalmente como “El Arte del Cuerpo” y era el método utilizado por los Ninjas para combatir sin armas.

El Taijutsu, es la técnica que busca utilizar el cuerpo como un todo de forma natural a través de los principios físicos del movimiento, que se compone a su vez, de tres métodos bien definidos y que son:

TAIHEN JUTSU:
El arte del movimiento corporal involucra varias fases o partes del entrenamiento y desarrollo del estudiante Bujinkan, quizás aunque al inicio puede ser duro o incomodo para algunas personas, su perseverancia le conducirá a desarrollar las habilidades mínimas necesarias.

Esta base correctamente construida permitirá luego al estudiante, poder enfrentar posteriormente desafíos más grandes, especialmente cuando se ejercite como Uke, es decir, como la persona que recibe la técnica del Tori.

Es bien sabido, además que salta a la vista, que aquellas personas que han trabajado juiciosamente en desarrollar estas condiciones, suelen a la larga presentar un desarrollo mucho más alto en todo el conjunto técnico exigido por la Bujinkan.

En resumen podemos enumerar algunas de estas habilidades entre otras:

Ukemi No Kata
Kaiten No Kata
Nagare No Kata
Hicho No Kata (Tobi No Kata)
Kamae No Kata

El objetivo de esta primera parte del entrenamiento, es desarrollar principalmente una conciencia corporal, que puede permitirle al estudiante, desde la recuperación de su motricidad, hasta la potenciación del mismo, lo cual le traerá múltiples beneficios a nivel fisiológico y psicológico.

No es casualidad que este primer paso en el entrenamiento, se le otorgue cierta importancia, pues muchos, sino todos de los principios técnicos de la Bujinkan, se fundamentan en la capacidad de movimiento del estudiante, quien al haber descubierto este potencial, podrá administrar mejor su energía y orientarla eficazmente.

DAKENTAI JUTSU:
El arte de golpear, es una de los grupos técnicos más extensos e importantes de la Bujinkan; el principio es golpear con todo el cuerpo, lo cual hace que el golpe no este centrado en la fuerza muscular únicamente, sino en la masa corporal en movimiento.

La técnica es en si misma dura y requiere de mucha disciplina y un fuerte entrenamiento, el cual tampoco debe ser excesivo, para no producir efectos contraproducentes en el practicante, de modo que su salud no se vea afectada.

Se espera que el practicante reconozca los efectos del Daken Taijutsu en su aplicación en puntos específicos del cuerpo, no solo como una parte aislada o incluso única del combate cuerpo a cuerpo, sino como parte de un conjunto técnico y estratégico mayor.

De esta importante habilidad podemos señalar tres técnicas primordiales, entre otras:

Kosshi Jutsu
Koppo Jutsu
Kyusho Jutsu

El estudio de este tipo de técnicas, van introduciendo al estudiante en el conocimiento del cuerpo humano y su funcionamiento, más allá de un reconocimiento meramente intelectual o de un enfoque netamente defensivo o de combate, el puede llegar a reconocer esto desde una nueva perspectiva, como la preservación de su propia salud y la de otros.

Retomando la idea de que este tipo de técnicas son duras para atacar al cuerpo, también lo son para defenderlo o protegerlo, pero esta segunda visión solo podrá ser alcanzada, cuando el estudiante comprenda el espíritu holístico e integrador de la Bujinkan, hasta entonces, solo será para el estudiante, una técnica para producir daño en el cuerpo del adversario.

JUTAI JUTSU:
En el extenso grupo de técnicas que componen el Taijutsu de la Bujinkan, el Ju Taijutsu es quizás uno de los aspectos más atractivos y espectaculares, y no obstante que su denominación se traduzca al español como “técnicas suaves” en realidad son bastante duras en cuanto a efectos y daños sobre el cuerpo se refiere.

La técnica se designa como suave, porque en su ejercicio especifico, no esta contemplado la aplicación de golpes contundentes, lo cual hace que se complemente perfectamente con el Daken Taijutsu.

Pero más allá de verse como técnicas complementarias, en la realidad del combate una es indispensable para la otra, es decir, para aplicar una técnica de Ju Taijutsu, se requiere antes “abrir la puerta” o crear la oportunidad con una buena aplicación de Daken Taijutsu.

De las técnicas del Ju Taijutsu, podemos destacar entre otras, las siguientes:

Gyaku Waza
Nage Waza
Shime Waza

En la correcta y perfecta aplicación de cualquiera de las técnicas de Ju Taijutsu, se puede llegar a apreciar una de las formas más puras de la aplicación del principio de Bujinkan, en el que el movimiento por si mismo, en el espacio y tiempo apropiados, puede desarrollar mucho más poder, que solo la aplicación muscular, lo cual requiere, no solo de un estado mental más relajado, sino una actitud más fluida y una personalidad más espontanea.

La idea de la Bujinkan, es que el practicante se haga más fuerte en la medida que pasa el tiempo.

Esto es totalmente opuesto a las disciplinas marciales orientadas a la fase deportiva y/o competitiva, ya que en algún punto, el practicante empieza a decaer físicamente; al contrario, en la Bujinkan, el Ju Taijutsu, nos permite desde el principio encontrar los puntos claves de la fortaleza, no basados en el poder físico, que ineludiblemente se agotan, sino en los principios de la naturaleza.

El Taijutsu como base técnica de la Bujinkan, está consignado en el documento “Ten Chi Jin Ryaku No Maki” que significa “Los Principios del Cielo, la Tierra y el Hombre”, el cual contiene principalmente una síntesis de las escuelas que componen la Bujinkan.

El estudio y entrenamiento del Tenchijin es la autentica iniciación a las tradiciones de la Bujinkan, esto explica porque se enfatiza su aprendizaje en las etapas tempranas de desarrollo del estudiante.

En contraposición a otros métodos de entrenamiento marcial sin armas, el Taijutsu de la Bujinkan no busca modelar o enmarcar las reacciones del estudiante en un plan preconcebido de movimientos, pues a su vista esto es nocivo, debido a que muchas veces estos movimientos van en contravía de sus propias reacciones naturales.

En la práctica del Taijutsu, la propia constitución física sea de la característica que sea, se convierte en un factor de ventaja al comprender la dinámica propia del movimiento corporal, totalmente integrado a su personalidad, sin imposiciones ni acondicionamientos, que le lesionen o deformen la estructura natural de su cuerpo.

En principio entonces, el Taijutsu de la Bujinkan es un reconocimiento del propio cuerpo, en donde la libertad del movimiento personal es crucial, dando a este método de entrenamiento su capacidad de adaptación, creatividad y auto confianza al estudiante.

About the author

Shihan

Los comentarios están cerrados.